Hola campeonas

Para mi, lo primero y mas importante sería la prevención, que aunque no nos asegura que todo esto se vaya a evitar, si que ,al menos, nos puede asegurar unos síntomas más leves o menos frecuentes.

El sistema inmunitario de los niños no esta todavía suficientemente fuerte para defenderse de todos los virus que provocan infecciones,por ello una buena opción para reforzarlo la tenemos en la homeopatía, una terapia muy efectiva para prevenir estos procesos.   También principios activos como la Echinacea resultan muy efectivos.

Las infecciones mas comunes son las del aparato respiratorio, de vías altas(nariz,traquea,laringe) o de vías bajas(pulmones,bronquios)

Gripe: aparece en octubre-noviembre y puede alargarse hasta marzo. Produce fiebre muy alta,intenso dolor de cabeza,dolores musculares, nariz despejada,tos aguda. Duración de 3-5 días

Resfriado: temperatura normal o fiebre muy baja, goteo y congestión nasal,tos seca,estornudos.Duración 8-10 días

El contagio se produce por contacto directo con las secreciones respiratorias de los pacientes afectados. Por ello en colegios y guarderías se produce una mayor propagación, dado el gran contacto que tienen los niños entre sí (pueden coger un chupete de otro niño, llevarse las manos a la boca…)

Faringitis: fatiga,malestar general,flujo nasal, escalofríos,puede aparecer fiebre,dolor faríngeo que irradia hacia el oído y durante la deglución

Amigdalitis: o las conocidas “anginas” es una inflamación de la orofaringe que puede irradiar hacia oído y nuca,  produce fiebre alta(39-40º) escalofríos,malestar general,náuseas y vómitos

Laringitis: produce una tos muy seca, sobretodo de noche

Bronquitis: es la inflamación de las vías respiratorias bajas, provoca tos y, a veces,dificultad respiratoria

Estas son algunas de las afecciones más comunes que nos vamos a encontrar, y como os he dicho anteriormente, no hay forma de evitar que nuestros peques cojan algún resfriado cada año. Sin embargo, podemos ayudarles a fortalecer sus defensas con plantas medicinales como la echinácea, el própolis y probióticos que realmente sean efectivos con una forma farmacéutica adecuada. En otro post os hablaré de la gran diferencia que existe entre los productos que se venden en supermercados y los de farmacia. pero ya os adelanto que la publicidad es muchas veces algo engañosa.

Si el peque está resfriado y no tiene fiebre, darle abundantes líquidos, y limpiarle la nariz con suero fisiológico. Si tiene fiebre alta,si no come, presenta dificultad para respirar,dolor de oídos o tos frecuente, debemos acudir al pediatra.

Paciencia,porque quizá no encontremos con algo de esto, o quizá lleguen los mocos y no se acaben hasta saber cuándo,es lo normal de los niños en esta época.

¡Ánimo Campeonas!

Ana Molina

Farmacéutica