¡Esta debería ser la actitud! No debe ser un problema reconocer que estás en esa etapa de la vida puesto que hay una gran variedad de productos naturales y consejos que pueden ayudarte a hacer este período más ameno…¡Fuera complejos!

Como hoy es el día de la menopausia me he animado a escribir una entrada de este blog sobre ello, espero que os sea de gran ayuda.

Ante todo cabe decir que el cuerpo de una mujer cambia a lo largo de toda su vida y que muchos de esos cambios se deben a la variación de los niveles de hormonas.

La menopausia es una etapa de transición en la vida de la mujer, los ovarios dejan de liberar óvulos y la actividad menstrual se reduce. El cuerpo disminuye la producción de las hormonas femeninas, estrógeno y progesterona.

El promedio de edad se encuentra en los 51 años y el intervalo se extiende desde los 40 hasta los 58 años.

CONSECUENCIAS FISIOLÓGICAS

Con la menopausia se para de forma definitiva el funcionamiento ovárico y con ello:

– No hay menstruación

– No hay liberación de hormonas

– Hipotálamo e hipófisis reaccionan aumentando gonadotropinas (FSH y LH) para intentar estimular el ovario. 

¿QUÉ SÍNTOMAS APARECEN?

– SOFOCOS, SUDORES NOCTURNOS

Los sofocos son una sensación súbita de calor intenso en cara, cuello y pecho con rojez en la piel y ritmo cardíaco más acelerado. Afectan a un 80% de las mujeres y persisten en un 20-50% de los casos 5-10 años después de la última regla.

Tienen una duración que puede variar de segundos a minutos y aparecen varias veces al día, e incluso por la noche. Su aparición está motivada fundamentalmente por los diferentes hábitos de alimentación.

– INSOMNIO, NERVIOSISMO, IRRITABILIDAD

– SEQUEDAD VAGINAL

Como disminuyen los estrógenos se produce un adelgazamiento y fragilidad del tejido epitelial y una menor grasa subcutánea.

Este síntoma puedes reconocerlo si tienes irritación y picor vaginal, menos flujo vaginal y dolor en las relaciones sexuales.

– CEFALEAS, VÉRTIGO, PALPITACIONES

– ALTERACIONES DE LA PIEL

Esta etapa se caracteriza por un envejecimiento cutáneo por la ausencia de estrógenos. Los estrógeos aumentan el grosor de la piel y mantienen la humedad y la elasticidad, por ello la piel se ve más fina, aparecen arrugas y manchas…

– ATROFIA UROGENITAL

Tras la menopausia se debilitan los músculos del suelo pélvico (hay productos que ayudan a fortalecerlo), pérdidas de orina involuntarias y sensación de malestar por la necesidad continua de orinar.

– TRASTORNOS CARDIOVASCULARES

– SOBREPESO

Se suele aumentar de 2 a 4kg, esto se debe a la edad, al desequilibrio hormonal y a la disminución de la actividad física.

– OSTEOPOROSIS

Es una disminución de la masa ósea por la pérdida de hueso. Esta enfermedad es más frecuente en la mujer porque el hombre tiene más contenido mineral óseo y además la mujer lo pierde rápidamente a partir de esta etapa.

Aparece en un 30-40% de la poblacióm femenina con más de 50 años y 4 de cada 10  mujeres menopáusicas la sufren.

Esta enfermedad hace que cada vez aparezcan más fracturas, sobretodo en muñecas, vértebras (más frecuente a partir de los 65 años) y cadera (a los 70 años). El tratamiento médico se basa en la Terapia Hormonal Sustitutiva (T.H.S): raloxifeno, calcio + vitamina D, calciitonina y bifosfonatos, pero también se pueden emplear plantas medicinales con actividad estrogénica.

– DETERIORO COGNITIVO

¿QUÉ PUEDO TOMAR QUE SEA NATURAL?

La soja es la fuente más rica de fitoestrógenos (isoflavonas de soja), se encuentran en los cereales, legumbres y hortalizas, además de en múltiples productos fitoterápicos.

Es recomendable la administración de isoflavonas junto con los alimentos, si hay déficit de flora inestinal el aporte de Lactobacillus facilitará su metabolización.

Como son muy parecidas estructuralmente a los estrógenos interaccionan con los receptores estrógenicos, teniendo funciones como:

– Inhición enzimática

– Antioxidante

– Inhibe la acción de los osteoclastos (resorción ósea)

La posología recomendada es una cápsula por la mañana y una por la noche. Un producto que aporta la cantidad recomendada de isoflavonas de soja es “Phyto soya” pero hay muchos complementos alimenticios que aportan este tipo de principio.

Los podéis utilizar para tratar la sequedad vaginal, no sólo para hidratar si no también para regenerar la mucosa vaginal deteriorada, y además para favorecer las relaciones sexuales. Ejemplos de productos son: Phyto soya gel vaginal, Melagyn hidratante vaginal, Vaginesil…

También llamado arándano americano y se utiliza para tratar las cistitis o infecciones de orina, asociado a antibióticos y como preventivo para evitar recaídas.

Este producto natural impide que se adhieran bacterias a las paredes del tracto urinario y acidifica la orina.

Ejemplos de productos son: Cranberola cis-control, cistinea, cistitus…

Para dolores y molestias articulares ya que en esta etapa de la vida aparece rigidez articular y dificultad para desplazarse. Además mantiene la integridad del cartílago y disminuye el dolor al regenerar y reforzar el cartílago de la articulación.

Ejemplos de productos: Arkoflex, Condro-aid, Colnatur…

El ácido hialurónico también se utiliza para hidratar y nutrir la piel, dar elasticidad y disminuir las arrugas porque aumenta el grosor y la densidad de la piel.

Tienen acción antioxidante, antiinflamatoria y emoliente por eso los podéis utilizar para tratar problemas cutáneos y prevenir el envejecimiento.

Este producto se extrae de la uva por su gran poder antioxidante, con ello os ayuda a combatir el envejecimiento, da protección cardiovascular y reduce el estrés oxidativo.

Ejemplos de productos pueden ser Resveradox, Revidox…

Durante esta etapa de la vida de la mujer aumenta la caída del cabello y el pelo más débil, por eso es importante aportarle las vitaminas y aminoácidos necesarios para frenar esa caída y darle más fuerza. Los productos deben tener cistina y metionina, además de vitaminas del grupo B como biotina, B5, B6, B9 y D3.

Para tratar el insomnio, nerviosismo e irritabilidad se emplean plantas naturales como la valeriana, parsiflora, amapola de california, espino blanco, melatonina…o productos que combinan diferentes plantas para potenciar su acción.

SIGUE ESTOS CONSEJOS…

Para que esta etapa os afecte lo menos posible os dejo unos consejos:

– Sigue una dieta rica en calcio y vitamina B y baja en grasas

– Come frutas y verduras

– Camina a buen ritmo 3 horas a la semana

– Limita el consumo de tabaco y/o alcohol

¡Espero que os sirva de mucha ayuda!

Aroa Carrasco.

Farmacéutica.