Según el SEOM (Sociedad Española de Oncología Médica) en 2022, la incidencia de cáncer de mama en España fue de 34.750 nuevos casos (144 por cada 100.000 mujeres).  Por cada 100 casos en mujeres se diagnostica un cáncer de mama en hombres.
Estas cifras sitúan al cáncer de mama como el más mortal en población femenina en nuestro país. Ya es indiscutible que determinados hábitos alimentarios y algunos estilos de vida se relacionan con un aumento del riesgo de padecer este tipo de cáncer. El consumo de tabaco, alcohol, una mala alimentación y el sedentarismo se relacionan con un mayor riesgo de padecer cáncer.

DIETA PARA EL CÁNCER DE MAMA
No existen las dietas milagrosas ni los alimentos curativos para prevenir o vencer al cáncer de mama pero sí que podemos llevar una alimentación saludable para disminuir el riesgo de desarrollar cáncer: aumentar el consumo de frutas y verduras, reducir el consumo de grasas procesadas y grasas de origen animal, reducir el consumo de azúcares libres, evitar el alcohol y el tabaco… es decir, lo que todos entendemos como una alimentación saludable.

 

LA ALIMENTACIÓN Y EL CÁNECR

¿Qué alimentos puedes comer?
En esta enfermedad no hay alimentos permitidos y prohibidos. Pero sí que hay alimentos protectores frente al cáncer:
● Frutas y verduras: por su contenido en fibra, vitaminas y fitoquímicos. El consumo de crucíferas (brócoli, coliflor…) son beneficiosas frente a algunos tipos de cáncer como el de colon.
● Cereales integrales: hay una relación inversa entre el consumo de cereales integrales y la aparición de algunos tipos de cáncer.
● Legumbres: por su contenido en fibra, fitoquímicos y minerales.
● Pescados: fuente de proteína de alto valor biológico que por su contenido en omega 3 resulta un alimento interesante en la protección frente a algunos tipos de cáncer y tratamientos.

Podemos disminuir o suprimir el consumo de alimentos con potencial carcinogénico. Reduce los siguientes grupos de alimentos:
● Carne roja: relacionada con un aumento del riesgo de cáncer colon.
● Carne procesada (embutidos, ahumados, adobados): relacionados con mayor riesgo de cáncer colon.

● Grasas saturadas: relacionadas con un aumento de riesgo de cáncer de mama, próstata, gástrico y colon.
● Azúcares: las dietas ricas en azúcares se relacionan con un aumento del riesgo de cáncer de páncreas.
● Alcohol: relacionado con un aumento del riesgo de cáncer oral, esofágico, colon y de mama.

 

Pautas de alimentación para quien padece de cáncer de mama y recibe quimioterapia
Lo principal en estos casos es disminuir los efectos no deseados que la quimioterapia puede provocar. Por ejemplo, en casos de mucositis (inflamación de las mucosas de la cavidad oral), debemos evitar alimentos que se queden pegados: pan de molde, pasta muy cocida, patata cocida, arroz… alimentos duros como los frutos secos, y alimentos ácidos como las frutas cítricas, el tomate, el vinagre…

Si tenemos náuseas y/o vómitos, evitaremos entrar a la cocina a preparar los alimentos, y dejaremos que cocinen para nosotros.
Si como consecuencia de la quimioterapia notamos sabor metálico en la boca, evitaremos las carnes rojas, y elegiremos pescados, pollo, pavo…

Es muy muy importante llegar “fuerte” a las sesiones de quimioterapia con unos niveles óptimos de proteínas séricas, ya que de esta manera mejorará la tolerancia y la eficacia del tratamiento. Para poder conseguir esto, es importante consumir suficientes proteínas, evitar la pérdida de peso, y realizar actividad física dirigida.

Recomendaciones Nutricionales
Lo más importante si queremos cambiar nuestra alimentación con el objetivo de conseguir una mejor calidad de vida durante el desarrollo de la enfermedad, o una mejora de la tolerancia y la eficacia de los tratamientos, es ponerse en manos de profesionales como dietistas-nutricionistas que puedan adaptar tu dieta a tu nuevas necesidades.

Preguntas frecuentes sobre la alimentación y el cáncer de mama
¿Cuál es la mejor dieta contra el cáncer de mama?
No hay una dieta.
Pero si hablamos de hábitos, es importante mantenerse activo, disminuir los tóxicos como el tabaco y el alcohol, consumir frutas, verduras, cereales integrales en vez de refinados y legumbres.
Durante el proceso oncológico, la dieta se elaborará en función del paciente: si ha perdido peso o está aumentando o si tiene síntomas derivados de la quimioterapia…

Tras superar un cáncer de mama, es importante mantener un porcentaje de grasa adecuado (según edad y sexo), un porcentaje corporal alto de grasa se relaciona con un aumento de recidiva de cáncer de mama, de endometrio, de ovario… En ocasiones, conseguir este porcentaje de grasa es difícil debido a los fármacos que se suministran tras superar el cáncer de mama (Tamoxifeno, Letrozole), por lo que es importante seguir unas pautas de alimentación y dejarse aconsejar por un nutricionista.

Recuerda que la importancia está en la prevención, si sigues unos hábitos saludables en tu vida y te realizas autoexploraciones regularmente ayudará a una detección temprana y un mayor éxito en el tratamiento.

 

¿Tienes dudas?

Envianos un whatsapp 636 85 48 41 ,un mail a clientes@farmaciabel-lan.com o rellena el formulario para poder ayudarte

Raquel Pérez

Farmacéutica

Contacto

Rellena el formulario o contacta por el medio que prefieras.

Email
clientes@farmaciabel-lan.com
Teléfono
farmacia bel lan whatsapp
Whatsapp
636 85 48 41
}
Horario
De lunes a viernes – 8:00 a 21:00h

Sábado – 8:30 a 20:30h

Domingo y festivos cerrado

Visítanos en
Carrer Sant Vicent Ferrer 62, 46702 Gandia – Valencia
Tienda online
www.farmaciabel-lan.com/tienda

14 + 5 =